101 partidos en Primera para ser primero

Dando pasos de gigante. Fuente: milenio.com.

El ‘Pelusa’ volvió a destacar en aquella visita de Argentinos Juniors a El Palacio de Parque Patricios, sede de Huracán. Sucedió hoy hace 42 años, el 8 de abril de 1979. Se preveía un bonito duelo, y así fue. El césped estaba bien –algo nada común en los campos argentinos de la época, o los campos del mundo en general-, y ambos equipos salieron sin planteamientos especulativos ni marcas al hombre.

El Bicho Colorado del barrio de La Paternal terminó imponiéndose por un claro 1-3. Maradona no anotó pero se hinchó a repartir juego, y colaboró en mayor o menor medida en los tres tantos. Pero, sobre todo, por primera vez en su carrera en Primera División -101 partidos a sus 18 años y medio-, su equipo podía mirar a los demás desde la cumbre de la tabla.

Es verdad que quedaba mucho: apenas era la 6ª jornada de las 18 ‘todos contra todos’ que ofrecía aquel extraño Campeonato Metropolitano de 1979, que incluía fase liguera y después eliminatorias. Es verdad también que, además, convivían dos liguillas paralelas de primera fase, por lo que el pequeño hito se limitaba a su Grupo A. Pero nunca antes desde su debut su escuadra había marchado como líder en solitario.

Como sabemos, finalmente Diego Armando no logró ganar ningún torneo oficial con Argentinos; su techo llegaría en el Metro del año siguiente, con un sonado subcampeonato. Sí conquistaría tres competiciones de la regularidad en su trayectoria: el Metropolitano de 1981 con Boca Juniors y los Scudettos italianos 86-87 y 89-90, con el Napoli.

P.D. La enciclopedia ‘Maradona, obras completas’ recoge un sinfín de pasajes y datos acerca de la carrera del ‘10’, del estilo de los que acabas de leer. Si te interesa hacerte con una, la tienes en Amazon en versión electrónica:

Comprar Maradona, Obras Completas en Amazon (España)

Comprar Maradona, Obras Completas en Amazon (Argentina)

Para otros países, teclea el título en tu Amazon de referencia.

Dos genios fallan tres penaltis

Los cracks de Huracán y Argentinos: Houseman y Maradona.

Aquel Huracán-Argentinos Juniors del Campeonato Nacional de 1977 fue un partido inusual, empezando porque se jugó en miércoles, por lo apretujado del calendario. Terminó en empate, hubo goles (2-2) y el Bicho colorado remontó en los últimos seis minutos, ¡cuando ya le habían expulsado a dos jugadores…! Pero, sobre todo, un hecho inusual: los dos genios de la cancha se combinaron para marrar tres penaltis.

Diego Armando falló uno para los forasteros, y los otros dos el artista Houseman (algo así como un ‘preMaradona’), que además era uno de los grandes ídolos del joven ‘10’. Desde que el argentino Martín Palermo desperdició él solito tres penas máximas en el mismo partido contra Colombia (Copa América 1999), toda comparación parece quedarse corta. ¡Pero lo de aquel choque entre el ‘Globo’ y el ‘Bicho’ tampoco es habitual!

Diego Armando, de 17 añitos recién cumplidos, había nacido como lanzador de ‘penales’ apenas una semana antes. El 23 de noviembre de 1977 marcó el primero de su vida en partidos oficiales, contra Unión de Santa Fe. El segundo también fue dentro, el domingo 27 ante Atlético Ledesma. Y en el tercer chut desde once metros de aquella tarde en El Palacio de Parque Patricios, sede de Huracán, el portero local Héctor ‘Chocolate’ Baley le detuvo el intento a los 16 minutos, aún con el 0-0.

Siguió el combate, con dos goles del ‘Loco’ Houseman que pusieron en ventaja a Huracán (minutos 25 y 35, 2-0). Pero aún restaban muchas emociones. Tras el descanso, Munutti, arquero de Argentinos, le paró el primer penalti al ídolo de Huracán (minuto 49). Jorge Orlando López descontó para la visita (84, 2-1). Houseman, que pudo haberse convertido en cuatrigoleador, mandó su segunda pena máxima al travesaño (85). Y a dos del final, Carlos Fren enchufó desde el área chica en un córner (2-2).

Solo cabe añadir: ¡viva el fútbol!

P.D. La enciclopedia ‘Maradona, obras completas’ recoge un sinfín de pasajes y datos acerca de la carrera del ‘10’, como los que acabas de leer. Si te interesa hacerte con una, escríbenos:

moc@archivodefutbol.com

Novena falta a las mallas

Quien vio chutar tiros libres al ‘Pelusa’ no lo olvida. La rosca endiablada buscaba cualquiera de los ángulos de la portería, y en 59 ocasiones consiguió que la pelota también cantara gol. Sin datos completos de sus competidores más antiguos, no hay duda de que fue uno de los mejores especialistas del fútbol también a la hora de lanzar faltas.

Si nos ceñimos a una única temporada, su récord personal es escalofriante: nueve. Lo estableció tal día como hoy, en 1980. Argentinos Juniors visitaba a Huracán por el Campeonato Nacional, el torneo que cerraba la temporada entonces. Y perdió 3-2, pero no importó tanto porque:

– El Bicho Colorado ya estaba clasificado para cuartos de final.

Maradona logró los dos goles, que le sirvieron para llegar a los 18 y volver a coronarse máximo goleador de un torneo argentino (por quinta vez, ¡a los 20 años!).

– Y Diego Armando anotó el segundo de tiro libre, convirtiendo el noveno gol de falta de la campaña 1980 (por entonces, el año futbolístico coincidía con el año natural en Argentina). El segundo registro data de la campaña 87-88 con el Napoli, cuando llegó a ocho entre Serie A y Coppa Italia.

Embed from Getty Images

Los nueve tiros libres se repartieron en ocho de los 45 encuentros de aquella campaña 1980 de Argentinos (Campeonato Metropolitano+Campeonato Nacional). Las cuentas salen porque hubo un doblete: solo una semana antes del enfrentamiento contra Huracán, Diego le había clavado dos faltas a Boca Juniors, el día de su mítico póker

P.D. La enciclopedia ‘Maradona, obras completas’ recoge un sinfín de pasajes y datos acerca de la carrera del ‘10’, como los que acabas de leer. Si te interesa hacerte con una o ayudar a que exista, escríbenos:

moc@archivodefutbol.com