La paradoja de Ottavio Bianchi

Ottavio Bianchi. Foto: rivistalaroma.it.

Entrenador y estrella chocan a menudo, y más cuando hay personalidades fuertes de por medio: ¿alguien duda de que la de Maradona lo es?

El ‘10’ tuvo 20 técnicos en su larga carrera, incluso menos porque tres de ellos fueron meramente circunstanciales. Y con unos cuantos, el crack se enemistó alguna vez. Fue una pelea literal con Bilardo en el Sevilla; tuvo sus más y sus menos con Menotti en la Selección, sobre todo cuando le excluyó del Mundial ’78; qué decir de su gresca continua con el estricto Udo Lattek en el Barça; con Marzolini, en Boca, tampoco hubo feeling perfecto…

Pero, cada vez que a Diego le preguntan por el peor entrenador de su vida como futbolista, sobresale un nombre: Ottavio Bianchi, en el Napoli. En una entrevista para la revista argentina El Gráfico, en 2007, respondía concretamente esto del bresciano: “No sa­bía na­da y te­nía un equi­pa­zo. Era una co­sa la­men­ta­ble”.

El ‘míster’ bresciano, poco dado a la sonrisa y al halago fácil, en general no era muy querido por la volcánica plantilla partenopea. La paradoja es que, con Bianchi en el banquillo napolitano (1985-89), Maradona logró los mejores éxitos de clubes de su vida deportiva: el primer Scudetto de la entidad (86-87), una Coppa Italia (el mismo 86-87) y la Copa de la UEFA (88-89).

Pero por otro lado, Bianchi puede presumir de que fue quien más veces tuvo la ocasión de dirigir al genio: 161 partidos oficiales, todos con el Napoli. Los siguientes vienen lejos: son Carlos Bilardo, el único que ha dirigido a Diego en tres ámbitos diferentes (la Selección, Sevilla y Boca), con 73 encuentros de competición oficial; y Albertino Bigon, el otro ‘napolitano’ (62).

P.D. La enciclopedia ‘Maradona, obras completas’ recoge un sinfín de pasajes y datos acerca de la carrera del ‘10’, como los que acabas de leer. Si te interesa hacerte con una, escríbenos:

moc@archivodefutbol.com